Superar las heridas emocionales de nuestra infancia

En algunas personas las heridas emocionales de la infancia pueden afectar su vida adulta, en mayor o menor grado. Las personas con una alta capacidad de resiliencia son capaces de curar esas heridas y vivir de una forma emocionalmente sana. La capacidad de resiliencia, el poder adaptarse y superar las diferentes adversidades, es innata pero también puede aprenderse . Aceptar los cambios como partes de la vida, tener un mejor conocimiento de uno mismo, establecer metas asequibles y realistas, tener un pensamiento positivo, disfrutar del momento presente, cuidar de uno mismo o pedir ayuda cuando es necesario son comportamientos y actitudes que nos ayudan a ser más resilientes.     La técnica de desensibilazación por medio de movimientos oculares (EMDR)  fue desarrolada por la doctora Francine Shapiro y consiste en la estimulación bilateral a través de los movimientos oculares, sonidos o golpecitos, los cuales ayudan a estimular un hemisferio cerebral cada vez. Es un tratamiento que combinado con la terapia cognitivo- conductual, tiene muy buenos resultados en el trastorno de estrés-postraumático, aunque también puede utilizarse en trastornos de ansiedad y fobias. Acude a un especialista para que evalúe tu caso en profundidad. Pero no todas las personas llegan a desarrollar estrés postraumático, a veces la patología que experimentan no es tan severa pero si se percibe como muy dolorosa y con un gran malestar emocional. En estos casos la terapia individual adecuada a las necesidades de casa persona es la solución para prevenir el futuro dejando de lado esas heridas, como parte de nuestra vida, de nuestro pasado, pero sin interferir en nuestro día a día.

Por otra parte, aunque la ciencia haya avanzado considerablemente, seguimos sabiendo muy pocas cosas sobre cómo funciona el cerebro. Puede que tus recuerdos se manifiesten o puede que no, o puede que tus recuerdos se hayan transformado. Lo más importante no es el recuerdo en si mismo, si no la emoción que éste te crea, ya sea consciente o inconscientemente, y aprender a gestionarla. Nuestra experiencia pasada nos condiciona, pero podemos aprender a superar los traumas y aprender a liberarnos del dolor que nos crean viviendo el momento presente, dejando de apegarse al pasado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR