CÓMO AFECTA LA FLORA INTESTINAL A LA SALUT MENTAL

No existe tofavía a día de hoy la conciencia de lo importante que es nuestra flora intestinal para nuestra salud mental. Sabemos que la salud mental se ve afectada por los factores externos, pero podemos mejorarla teniedo un mejor cuidado y control de los factores internos como la alimentación. Desde el campo de la psicología en la cual trabajo siempre he recalcado la importancia de abordar la terapia teniendo en cuenta al individuo como un todo, es decir, no separar mente y cuerpo. Muchos psicólogos trabajan todavía solamante con la sintomatología de un determinado trastorno, sin tener en cuenta una visión holística de la persona. Tener también en cuenta la información sobre la flora intestinal y  mejorarla si es necesario, puede ayudar a avanzar en el proceso teraéutico.

Sabiendo por ejemplo que una buena flora intenstinal ayuda al manejo del estrés o que favorece al sueño noctunro es momento de darle a los pacientes todas las herramientas necesarias para mejorar su flora intestinal. Muchos pacientes en consulta se preocupan por aumentar sus niveles de serotonina y se centran en dormir más o en hacer más deporte, pero les cuesta modificar los hábitos alimenticios, como por ejemplo eliminar el consumo de cafeína, ya que la conexión entre cerebro e intestino es algo desconocido.

Vivimos en una sociedad automatizada dónde lo rápido o lo eficiente está a la orden del día.  Muchas veces resulta más sencillo abordar algún problema de estrés, de ansiedad o depresión con medicación, pero sabemos que alimentarse de una forma sana y equilibrada puede ser de mucha eficacia. Creo que la utilización de probióticos debería ser algo más habitual. Prevenir siempre ha sido más efectivo que curar. Desde la psicología dotamos al paciente con herramientas de  prevención para la ansiedad, la depresión o el estrés, y entre los hábitos de vida saludable entra la alimentación. Cada persona es diferente y puede aprender a observar su cuerpo para conocer qué tipos de alimentos le benefician y cuáles le perjudican. Favorecer la ecología interna es parte de nuestro trabajo.

Trabajamos para aumentar el bienestar de los pacientes, de dotarles de una autoestima sana y esto esá relacionado directamente con la inteligencia ambietal o la inteligenica emocional. Es evidente que una persona con una autoestima adecuada tiene una alimentación sana y equilibrada, es por eso que desde la consulta una de las preguntas que se realizan en la primera entrevista está relacionada con el tipo de alimentación. Podemos conocer muchísimo sobre alguien conociendo cuál fue su dieta de los últimos días y qué tipo de relación tiene con la comida y la importancia que le da a la aliemntación. Saber e integrar en cada uno de nuestros pacientes que somos lo que comemos aumenta las probabilidades de éxito terapéutico. No podemos trabajar solamente abordando el tema de la alimentación cuando aparece un trastorno de la conducta alimentaria. Debemos trabajar con la alimentación con cada paciente y adaptar ésta a sus necesidades.

Preocupaciones sobre el futuro

Son muchas las personas que viven constantemente preocupadas por el futuro, no pueden manejar la incertidumbre. Cada vez son más los jóvenes que tienen que enfrentarse a la vida adulta y vencer muchos obstáculos, y muchas veces se encuentran atrapados, sin saber qué hacer. Son muchas las preguntas que pasan por su mente, ¿habré elegido bien mis estudios?, ¿ en qué voy a poder trabajar?, ¿ prefiero dejar los estudios ya que es muy complicado encontrar un trabajo que esté relacionado con mis estudios?

Aprender a manejar la incertidumbre nos ayudará a controlar la ansiedad y los pensamientos negativos asociados a ella.

Esta consulta del APOL es un ejemplo de las preocupaciones actuales de los jóvenes de hoy en día, por eso es tan importante la educación emocional para enfrentarnos mejor a las diferentes etapas de la vida

Temo destruir mi futuro 

¿Sociedad del bienestar?

El pasado 27 de junio se celebró en Madrid la jornada “¿Sociedad de bienestar? Perfil social y emocional de los usuarios de la plataforma APOL” La plataforma APOL, de la fundación Eduardo Punset lleva funcionando desde 2009, respondiendo de forma gratuita a vuestras consultas y preocupaciones. Cada años respondemos unas 4.000 consultas aproximadamente y esperamos poder contestar cada vez más.

En el acto participaron Eduard Punset y el catedrático de Orientación Psicopedagógica en la Universidad de Barcelona y experto en educación emocional, Rafael Bisquera.

La soledad, la tristeza, el miedo o la ansiedad son las emociones más comunes de los usuarios del servicio APOL. Las mujeres más que los hombres utilizan este servicio y la edad media es de 32 años. La baja satisfacción y el desempleo son mayormente los motivos para que resulte complicado encontrar el bienestar emocional tan deseado. Aquí un resumen de las conclusiones de la jornada.

 

Jornada " Sociedad del Bienestar"

Foto:de izq a dcha, Daniel Restrepo, Sofia Prieto, Cecilia Salamanca, Noelia Sancho, Eduard Punset, Rafael Bisquerra, Encarna Expósito, María García, Celina Costas, Rosa Català, Vicente Vinseiro, Carmen Garrido, Nieves López-Brea y Celia Rodríguez

Desde aquí os invitamos a que utilicéis este servicio gratuito,  APOL, estaremos encantados de atenderos.

La fecha de nacimiento pude influir a padecer el Trastorno Afectivo Estacional.

Fuente: current biology

El trastorno afectivo estacional (TAE), es un tipo de depresión que ocurre durante la misma temporada cada año. Ahora, los científicos han descubierto que la época del año en que nacemos puede influir en este tipo de problemas.

Los biólogos saben que las variaciones en la cantidad de luz solar que recibe una persona y su reloj circadiano juegan un papel en el trastorno. También han propuesto que los neurotransmisores serotonina y melatonina pueden estar involucrados. Sin embargo, aún no se han identificado los mecanismos neurobiológicos subyacentes responsables.

Ahora, un equipo de biólogos de la Universidad de Vanderbilt (Tennessee, EE.UU.) han dado un paso importante hacia este objetivo. En la edición del 7 de mayo de la revista Current Biology, informan de que han localizado los efectos del ciclo de la luz estacional que impulsan el TAE en una pequeña región del cerebro medio llamada el núcleo dorsal del rafe en un experimento con ratones, un modelo animal común para el estudio de la depresión en los seres humanos.

Tanto en ratones como en humanos, en el núcleo dorsal del rafe se encuentran muchas de las neuronas especializadas que controlan los niveles de serotonina de todo el cerebro.

Debido a que las altas concentraciones de serotonina se asocian con sentimientos de bienestar y felicidad, mientras que los niveles bajos están relacionados con la depresión, este neurotransmisor desempeña un papel importante en la regulación del estado de ánimo de una persona. Su estudio también observó que el ciclo día / noche en el que nacen las personas puede tener un efecto duradero en el nivel de actividad de las neuronas de esta región.

“Tuvimos la idea para el estudio de un informe de psiquiatras vieneses que encontraron una correlación con la estación en la que nacieron en los pacientes con TAE”, según explica el autor principal del estudio, el estudiante de posgrado Noah Green, en la información de la Universidad de Vanderbilt.

Los biólogos decidieron concentrar su investigación en el núcleo dorsal del rafe porque estudios previos habían demostrado que está vinculado a un reloj biológico maestro del cerebro y también responde a la melatonina, una hormona que interviene en la regulación de una serie de funciones fisiológicas relacionadas, incluyendo el sueño, la presión arterial y la reproducción estacional.

Para probar el efecto de los ciclos de luz estacionales, dividieron a los ratones en tres grupos. Un grupo nació y se crió en un ambiente con un ciclo de luz veraniego, de 16 horas de luz y ocho horas de oscuridad. El segundo grupo nació y se crió con un ciclo de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad, como la primavera y el otoño. El tercer grupo nació y se crió en un ciclo de luz de invierno, con ocho horas de luz y 16 horas de oscuridad. Aparte del ciclo de luz los ambientes eran idénticos.

Los científicos han desarrollado una serie de pruebas para determinar si los ratones están deprimidos o, para ser más precisos, exhiben comportamiento de depresión. Al realizar varias de estas pruebas, los investigadores de Vanderbilt encontraron que los ratones del ciclo luz veraniego mostraron niveles más bajos de comportamiento tipo depresivo que sus contrapartes del ciclo de invierno y del ciclo de primavera / otoño.

Cuando los biólogos examinaron los cerebros de los individuos de los tres grupos, se encontraron con una historia coherente con las pruebas de comportamiento: las neuronas serotoninérgicas se disparan más rápido en los ratones del ciclo de luz-verano y tenían niveles elevados de serotonina y del neurotransmisor norepinefrina, del que se sabe que excita las neuronas serotoninérgicas.

“Antes, pensábamos que la serotonina estaba probablemente involucrada. Ahora sabemos que las neuronas serotoninérgicas están definitivamente involucradas”, dice Douglas McMahon, del Departamento de Biología, que supervisó el estudio.

Curiosamente, cuando los ratones nacidos en los ciclos de luz de verano fueron cambiados a los ciclos de luz de invierno, el aumento de la activación de las neuronas de serotonina persistió durante varios meses, hasta la edad adulta de los ratones.

“Esto demostró que fotoperiodos estacionales de los primeros años de vida pueden tener efectos duraderos sobre las neuronas de serotonina. Si este efecto se produce en los seres humanos, y es de larga duración, podría contribuir a la modulación del TAE según la fecha de nacimiento”, dice McMahon.

APOL abril 2015, Madrid

En 2014 el equipo APOL atendió más de 5000 consultas. Esperando crecer y aumentar el número de respuestas este año.

Encantada un año más de formar parte de este gran proyecto y gracias a Eduard Punset por darle vida.

¿ Para qué seguir viéndole si todo ha terminado?

Para superar una ruptura es muy importante que al principio dejes de tener contacto con esa persona. Cada vez que vuelves a verle tienes que volver a empezar de nuevo, sabes que no estáis juntos pero seguís manteniendo un vínculo emocional que te impide pasar el duelo por la separación. Es doloroso alejarse de alguien que quieres, pero a veces debemos liberarnos de esos apegos innecesarios para dejar espacio a otras personas que puedan llegar a tu vida. Mientras sigas viéndole más complicado va a ser que estés preparada para conocer a alguien más. El valor está en ti, tienes derecho a decirle que no si verle te supone dolor y malestar emocional.

A las personas dependientes emocionales les cuesta mucho separarse de la persona que han querido. Sienten que sin esa persona algo de ellos mismos también ha desaparecido, pero no es así. Sea por lo que sea vuestra relación ha terminado, y debes prepararte para aceptarlo. Tienes miedo a sufrir, a necesitarle, a sentirte sola y a sentirte poco querida, por ese motivo ahora tienes la oportunidad de pensar solamente en ti y centrarte en reconstruir tu autoestima. Puedes empezar por cosas sencillas, empezar a cuidarte más físicamente, aprovechar tu tiempo libre con tus amigos y familiares, realizar actividades que te resulten gratificantes, estudiar o aprender algo que te haga ilusión. Se trata de que empieces a darle más importancia a tu mundo y dejes de depender de tu ex pareja y de lo que siente o deja de sentir por ti. Céntrate en tus emociones y sentimientos, conecta contigo misma y aprende de ello.

La psicología positiva explica que todos tenemos fortalezas y virtudes que puede que no conozcamos o no les hayamos dado importancia. Tal vez ahora puedas trabajar en ellas y explotarlas, ganarás en bienestar emocional. Por otro lado quizás todavía es pronto para conocer a alguien más. Toma el tiempo necesario para sufrir la ruptura y no evites ese sufrimiento, forma parte de la vida y de nuestro crecimiento personal.  No tengas prisa y aprende a disfrutar de tus momentos sin tener pareja. La soledad puede ayudarnos a conocernos a nosotros mismos.

Reunión equipo Apol en Madrid

Seguimos trabajando muy emocionados en nuestro gran proyecto

Más de 5 años respondiendo miles de consultas

APOL


unnamed

Las discusiones afectan a la salud física

Una nueva investigación de los científicos Rodlescia Sneed y Sheldon Cohen, de ‘Carnegie Mellon University’s’, en Pittsburgh, Estados Unidos, muestra que los desencuentros, los intercambios personales desagradables o difíciles y las críticas aumentan el riesgo de hipertensión entre los adultos mayores.

Publicado en la revista ‘Health Psychology‘, el estudio proporciona algunas de las primeras pruebas concretas de que las interacciones sociales negativas no sólo influyen en el bienestar psicológico, sino también en la salud física, en este caso, en los niveles de presión arterial. La hipertensión afecta a unos 65 millones de estadounidenses y es un importante contribuyente a la enfermedad cardiovascular, la principal causa de muerte en Estados Unidos.

”Esto demuestra la importancia de las redes sociales a medida que envejecemos, de forma que construir relaciones sólidas y positivas resulta beneficioso para prolongar la salud”, dijo Cohen, profesor de Psicología en el Colegio Dietrich de Humanidades y Ciencias Sociales.

Para el estudio, Sneed y Cohen usaron los datos del Estudio de Salud y Jubilación, una investigación de varios años realizada con 1.502 adultos sanos mayores de 50 años. En 2006, se evaluó la frecuencia de las interacciones negativas (intercambios o comportamientos que implicaban demandas excesivas , críticas, decepción u otras cosas desagradables) con sus parejas, hijos, otros familiares y amigos mediante un cuestionario, además de medir la presión arterial durante esta evaluación y cuatro años más tarde.

Los resultados muestran que cada aumento en la puntuación de la interacción social negativa media total se asocia con un 38 por ciento más de probabilidades de desarrollar hipertensión en el periodo de cuatro años. Los adultos más jóvenes de más edad, entre 51 y 64 años, también resultaron más afectados que los de 65 años o más.

También se observaron diferencias de sexo, de forma que mientras las interacciones negativas predicen el riesgo de hipertensión entre las mujeres, no se relacionaron con el riesgo de hipertensión en los hombres. ”Hay un conjunto de pruebas en la investigación de la psicología social que sugiere que las mujeres se preocupan más y prestan más atención a la calidad de sus relaciones”, destaca Sneed.

Este experto agrega que el estudio sugiere que las mujeres son especialmente sensibles a las interacciones negativas. Además, los científicos hallaron que el tipo de relación es importante, porque las interacciones negativas entre amigos y familiares llevaron a un aumento en el riesgo de hipertensión mientras que los encuentros desagradables con los socios y los niños no marcaron una diferencia.

Fuente: Health Psychology 2014

Entrevista a Eduard Punset: servicio APOL

El diario El Mundo publicó hace unos días una entrevista a Eduard Punset en la que explica, entre otras cosas, la gran relevancia que ha adquirido el servicio APOL de la Fundación. Puedes leerla a través del siguiente enlace: Entrevista a Eduardo Punset en El Mundo

Es un placer formar parte de este gran equipo

 

Foto-grupo-APOL2

 

 

1544947_10152192702158875_1372460208_n

El insomnio

El insomnio es la dificultad para iniciar o mantener el sueño o también lo sufrimos cuando éste no es reparador durante al menos un mes. El insomnio afecta al entorno social, laboral y a otra áreas importantes del individuo que lo padece. El insomnio hace que las actividades resulten menos placenteras y padecerlo aumenta la probabilidad de sufrir depresión. La psicóloga Vanesa Fernández, del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y colaboradores aseguran que nuestro cuerpo necesita por lo menos una semana para recuperar el descanso y eliminar el estrés que produce el insomnio.

Las causas del insomnio pueden ser diversas. Debemos distinguir el insomnio debido a factores ambientales, como una falta de higiene del sueño, las situaciones de estrés o el abuso de sustancias y el insomnio intrínseco debido a algún problema orgánico. Analiza cuales puede ser la causa por la cual no consigues dormir para poder realizar un tratamiento adecuado a tus necesidades. Existe también un tipo de insomnio aprendido, cuando duermes mal te preocupas por no poder rendir durante el día. Esto hace que al acostarte aumente tu preocupación acompañada de unas intensas ganas de dormir, pero este esfuerzo hace que tu mente se mantenga en estado de alerta impidiendo el sueño. Consulta a tu médico, te guiará para encontrar el tratamiento necesario. Según un estudio realizado por el Departamento de Psiquiatría y Psicología Clínica de la Universdad de Navarra
 más del 50% de los pacientes que acuden a consulta tienen problemas de sueño aunque solamente un 5% son los que acuden por este motivo.

Los tratamientos para el insomnio pueden ser de tipo no farmacológico o farmacológico. Los primeros consisten el un cambio en el estilo de vida y las recaídas son menos probables. Los tratamientos farmacológicos son muy efectivos pero pueden tener efectos secundarios como la dependencia o la tolerancia .En ambos casos una higiene del sueño saludable , como mantener un horario fijo al acostarse y despertarse, evitar sustancias o alimentos excitantes, realizar ejercicio de forma regular… facilita la recuperación del sueño. Los ejercicios de relajación y respiración profunda también son muy efectivos para eliminar esta dolencia.

Next Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR